- Proteger la piel con vitiligo de los rayos solares. | Red-Vitiligo
English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

15 septiembre 2012

Proteger la piel con vitiligo de los rayos solares.

Todos los dermatólogos alertan de la necesidad de proteger la piel del sol. Así la conservaremos más joven durante mayor tiempo y evitaremos enfermedades de gravedad. Sin embargo, es importante saber qué tipo de filtro solar debemos de usar.

Es conveniente que la crema solar se aplique 30 minutos antes de ir a la playa, la montaña o salir a pasear. El sol no solo incide cuando vamos a la playa, también cuando vamos por la calle paseando ya que el sol se refleja en el pavimento y nos da en la cara o en el cuerpo.

La crema solar debe tener un FPS (factor de protección solar) adecuado para tu tipo de piel, aunque estés bronceada y debes ponértela aunque esté nublado, ya que los rayos UVA llegan igualmente. Debes también saber que el sol se refleja con mayor intensidad sobre la arena blanca, en la montaña o en el agua, por ello en estas situaciones debes aumentar el FPS de la crema. E incluso debajo de una sombrilla debes ponerte protección porque el 35% de la radiación solar penetra a través de la sombrilla.

Filtro solar natural: Melanina

El cuerpo tiene numerosos mecanismos de autoprotección. Así, cuando la piel se ve sometida a los rayos de sol produce un pigmento llamado Melanina por medio del cual ésta se empieza a broncear. Este filtro solar natural no resulta suficiente por lo que se hace completamente necesaria la utilización de un fotoprotector que proteja de los efectos dañinos de los rayos. En casos de piel con vitiligo al no contar con melanina en su epidermis no existe tal filtro solar natural, por lo tanto es muy importante usar un fotoprotector alto de 50, 100 o más.

Los tipos de rayos solares

Sin la protección adecuada que da el filtro solar del fotoprotector los rayos solares pueden ser muy nocivos para la piel. Existen tres tipos de rayos ultravioletas:
  • Los rayos ultravioleta A, aquellos que contienen una menor energía pero que sin embargo llegan a capas profundas de la epidermis provocando envejecimiento prematuro
  • Los rayos ultravioleta B, aquellos con una energía de tipo medio. Estos rayos penetran a nivel intermedio de la epidermis y son los principales causantes de los cánceres cutáneos.
  • Los rayos C, son sin duda los más peligrosos para la salud pero son absorbidos casi en su totalidad por la capa de ozono por lo que no alcanzan la superficie terrestre.

Cómo elegir tu filtro solar

Para elegir un fotoprotector solar es necesario conocer qué tipo de piel tenemos o lo que es lo mismo cual es la resistencia de nuestra piel frente a las radiaciones ultravioleta A y B. Estos niveles están determinados por la propia capacidad de la piel de generar melanina y adquirir mayor resistencia frente al sol.
Existen diferentes tipos de piel:
  • Piel clara, ojos claros y cabello rubio. Este grupo tiene muy poca resistencia al sol y necesita filtro solar de pantalla total de más de 50 FPS (Factor de protección solar.)
  • Piel dorada. No se queman tan fácilmente pero tendrán que utilizar un fotoprotector de 15 o 30FPS.
  • Piel morena. Este grupo es bastante resistente al sol pero pueden acusar también los efectos dañinos de los rayos ultravioleta. La protección solar recomendada es un filtro solar de 15 o menos.
  • Piel con Vitíligo. En este caso no importa cualquier tipo de piel que tengas, ya que una piel con vitiligo indica que existen áreas blanquecinas que no cuentan con ninguna protección ante los rayos solares y está más expuesta a padecer quemaduras o algún daño en la piel, por lo tanto se recomienda un FPS de más de 50 o de 100.

¿Qué es el Factor de Protección Solar o FPS?
El Factor de Protección Solar viene indicado en el envase del producto normalmente como un número seguido de las siglas FPS ó SPF si está en inglés. Este número es un indicador del tiempo que tarda la piel en enrojecerse al tomar el sol.
¿Cómo se calcula?: Si tomamos el sol sin protector solar, nuestra piel, en función del color, tardará más o menos tiempo en enrojecerse (eritema) . Este tiempo se mide en minutos, por ejemplo imaginemos que nuestra piel tarda 10 minutos en enrojecerse. Si nos ponemos un protector con FPS 5 nuestra piel tardará 50 minutos en enrojecerse.
Por tanto el FPS nos indica el tiempo que podemos estar al sol sin que nuestra  piel sufra quemaduras. Es importante usar un protector solar con el índice adecuado, teniendo en cuenta las características de nuestra piel: si es clara o morena, el color del pelo, si tenemos pecas, etc.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

 
Powered by Blogger